El paisaje urbano de Arenas es típicamente andaluz con calles estrechas, empinadas, de casas encaladas y muy pintorescas, por lo que está claro su origen andalusí. Se encuentra rodeado de montes muy cercanos al mar Mediterráneo, destacando el monte de Bentomiz con 711 m de altitud, fuertes pendientes y bellísimas vistas sobre el litoral y la comarca de la Axarquía. Otros montes son el Cerro Beas y el Cerro Alto. Además de las preciosas vistas de las sierras De Tejeda y Almijara. Arenas comparte con Canillas de Aceituno, Sedella, y Salares un amplio territorio en el parque natural de las Sierras Tejeda y Almijara. Diversos senderos, tajos, arroyos, hacen de este paraje un sitio encantador para prácticar senderismo, escalada...

Los cultivos predominantes son los de secano, sobre todo el olivar, el almendral y las vides, dando lugar a productos tan típicos como las uvas pasas y el vino moscatel. También se han introducido frutales tropicales como el aguacate y el mango en las zonas de regadío que son muy abundantes.

El río que cruza el municipio es el río Seco, que pasa por la localidad y que desemboca entre Torre del Mar y Caleta de Vélez. Otro río que discurre por el límite norte del municipio es el Rubite, que es afluente del Vélez.

Dentro de su término municipal se encuentran las pedanías de Daimalos y Los Vados. Daimalos se encuentra muy cerca de Arenas, sólo a unos dos kilómetros de distancia, y tiene al igual que Arenas origen y trazado de la época musulmana. Los Vados se encuentra en la carretera antigua que une Vélez-Málaga con La Viñuela y su casco urbano se encuentra más diseminado.

Flora

Matorral mediterráneo, pino carrasco y abundancia de romero, matagallos, enebros y aulaga. En las zonas más altas colindantes con las sierras de Tejeda y Almijara podemos apreciar diversos ejemplares de gran interés como el tejo, el arce y el espino majoleto.

Fauna

Las aves de montaña son las que ostentan mayor representación. Entre ellas, cabe destacar el buitre común, el azor, el águila real y el halcón peregrino. El gato montés y la cabra montés, en cuanto a mamíferos.